Home > Recetas

Aros de cebolla

Ingredientes:

  • 2 cebollas medianas
  • 1 taza de harina sin polvos de hornear
  • 1 taza de leche fresca
  • 2 cuchara sopera de aceite
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 botella de aceite para freír
  • 1 pizca de pimienta blanca molida

Volver a Recetas

Preparación:

Lo primero que vamos a hacer es coger un recipiente y batir levemente el huevo. Luego, agrega el aceite y la leche y sigue batiendo.

Cuando se hayan integrado los ingredientes anteriores, incorpora la harina poco a poco sin dejar de batir. Añade sal y pimienta al gusto.

Deberás batir hasta formar un batido suave y homogéneo. Cuando esté listo, resérvalo para más adelante y empieza a cortar la cebolla. Es fundamental que cortes la cebolla en aros finos (de 1/2 cm aproximadamente).

Ahora unta los aros de cebolla en el rebozado que preparaste en los pasos anteriores y escúrrelos un poquito para luego freírlos.

Para freír los aros de cebolla deberás poner abundante aceite a calentar. Una vez caliente, coloca los aros de uno en uno y con cuidado de no quemarte. Te aconsejamos que no frías muchos aros de cebolla a la vez ni dejes que el aceite se caliente en exceso, de esta manera le darás tiempo a la cebolla para que se cocine mejor.

Fríe los aros hasta que estén dorados y dales la vuelta con un tenedor. Cuando estén bien fritos, retíralos y colócalos sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

Cuando el papel haya absorbido el aceite, ya puedes servirlos. Puedes utilizar los aros de cebolla para condimentar una ensalada, acompañar un plato de pollo asado o en salsa o a modo de entrada.